Una máquina del tiempo para revivir el pasado de la familia 

Aline Alcalde, fotógrafa profesional en Collado Villalba, Madrid, donde nació de un padre español y una madre suiza el 15 de enero de 1985, estudió bachillerato de arte y es técnico superior de imagen. Está casada y tiene dos hijos: Hugo, de 5 años y Emilie, de 4 meses. Lleva desde los 16 años dedicándose a la fotografía.

Aline siempre supo que seguiría en parte las riendas de su familia aunque finalmente fue ella la que ha creado el estudio para los reportajes de embarazadas, bebés, niños, etc. Su pasión nació gracias, sobre todo, al oficio familiar, ya que su padre es fotógrafo de eventos y Aline desde que era muy pequeña siempre estuvo presenciando cómo se hacían fotos. En el estudio suelen ayudarle su madre y una amiga. En las bodas cuenta con un equipo. En ocasiones colabora con su hermano Marcel, que también es fotógrafo y videógrafo, y con su padre Rafa Alcalde 

Su área de especialización es la fotografía familiar, en especial la de embarazo, la fotografía de bebés, niños y niñas, familias, mascotas y fotografía de bodas. La motivación de Aline para ser fotógrafa viene de su amor por este arte, que le da total libertad para ser creativa, además de poder ofrecer una gran satisfacción a la personas que retrata. Según Aline, la fotografía es y será la máquina del tiempo que nos lleve al pasado.

Aline, ¿qué es lo que más te apasiona del arte de la fotografía?

Captar en una sola imagen algo tan bonito como un gran instante, el cual será recordado siempre. Esa magia solo la proporciona este tipo de arte, congelando un recuerdo para siempre.

¿Por qué decidiste especializarte en la fotografía de familias y embarazos? 

Siempre me gustó el arte, pintar, historia del arte, y la fotografía, la cual me hace ver lo hermoso de las personas a las que retrato. Para mí nadie es feo. Solo hago clic en el momento que veo a la gente en su mayor esplendor. Mi mayor reto era sacar fotos a la gente, no a modelos. Busco la naturalidad y huyo de la impostura.

¿Qué cámaras prefieres utilizar en las sesiones fotográficas y por qué? 

Tengo 2 Nikon una D3 y otra D5. Uso las dos en las bodas y la D5 en estudio. En mi familia siempre se usó la marca Nikon y seguimos todos este patrón. No hay ningún porqué. De todas formas, un buen fotógrafo hará siempre buenas fotografías con la cámara que tenga. La marca de la cámara no hace al fotógrafo.

Según tu experiencia, ¿qué es lo más importante para garantizar la mejor fotografía de familias? ¿La iluminación, la vestimenta, la escenografía u otro elemento? ¿Por qué?

Lo más importante es que las personas se sientan bien, que se sientan con seguridad delante de la cámara. Para mí es primordial eliminar cualquier tipo de vergüenza o malestar para que finalmente aparezca de verdad la persona a fotografiar. Posteriormente y una vez se ha logrado ese desenvolvimiento de los protagonistas, lo más importante es la luz, el fondo y la vestimenta.

¿Cómo describirías tu estilo fotográfico particular? ¿Cómo se ve reflejado en las fotos de familia y embarazo que realizas?

El estilo que busco siempre será la base de un sentimiento, y en la edición y el retoque le añado el toque artístico. Se ve por la luz que transmiten mis clientes a la hora de fotografiarles, ya que se observa cómo son ellos en realidad. Saco el lado más bonito de las personas. En los niños es algo mucho más fácil, pero requiere de mucha paciencia.

Fotografía que retrata los lazos emocionales de la familia

Aline Alcalde aprendió fotografía desde que era una niña, observando con atención el trabajo de su padre, el también fotógrafo Rafa Alcalde. Esto le llevó a sentir una vocación temprana que pronto le orientó profesionalmente. A día de hoy, su sueño se ha cumplido y dirige su propio estudio de fotografía profesional, especializado en los retratos familiares. Asimismo, también realiza fotografía nupcial, ofreciendo siempre a sus clientes una ventana a los momentos más importantes de la familia.